El camión eléctrico

Tesla entregó su primer camión eléctrico, el Semi, construido para hacer punta en el incipiente mercado de los vehículos pesados a batería.

“Parece que vino del futuro”, dijo el jefe de Tesla, Elon Musk, mientras entregaba las llaves del Semi a los ejecutivos de PepsiCo en la planta de fabricación de Tesla en Nevada. El Semi ha sido muy esperado desde que Musk presentó un prototipo en 2017, pero el lanzamiento de la producción a gran escala se retrasó mucho más allá de la expectativa inicial de 2019.
Otros fabricantes de automóviles ya ingresaron al mercado de los camiones eléctricos, desde los tradicionales Daimler, Volvo y BYD de China, hasta nuevas empresas, como la estadounidense Nikola. Estas firmas de la competencia ya comenzaron a realizar sus entregas y tienen muchos pedidos en espera.

Musk insistió el jueves en que el camión cargado, con un peso total de casi 37 toneladas, puede recorrer 805 kilómetros sin recargar su batería, mientras la actual gama de vehículos eléctricos ofrece una autonomía de 400 a 480 kilómetros.
El Semi de Tesla tiene “toda la potencia que se necesita para hacer el trabajo”, explicó Musk, asegurando que el vehículo “cambiará las reglas de juego” del mercado.

El estado más poblado de Estados Unidos, California (oeste), aprobó una ley que elimina gradualmente los camiones con motor de combustión, emulada desde entonces por otros estados. También se espera que la Unión Europea debata normas similares en los próximos meses.

A fines de octubre, Musk dijo que Tesla tiene como objetivo fabricar 50.000 Semis para 2024.

FUENTE: https://www.ambito.com/